La grave denuncia de Mariana Garnica a su club Deportes Antofagasta

La arquera venezolana llegó en marzo como refuerzo a Antofagasta, alcanzó a jugar 2 partidos por el presente campeonato, se lesionó, y luego de eso ha vivido un calvario debido a las negligencias del club nortino.

Liseth Mariana Garnica Prieto, de 25 años y oriunda de Táchira, Venezuela, el día 9 de abril sufrió una rotura completa del ligamento cruzado posterior de su pierna derecha que le impidió seguir jugando el campeonato femenino SQM. El 28 de agosto fue recién operada en Santiago, con un tiempo estimado de 9 meses a 1 año de recuperación.

No habían ambulancias cerca en Tocopilla. Ni similares. Un particular con buena voluntad tuvo que llevar de urgencia a Mariana al centro médico de la ciudad en el asiento trasero de su camioneta. Se había lesionado gravemente en un partido amistoso de su club, -por el cual tiene contrato- contra un equipo masculino.

Mariana Garnica (arquera) en el encuentro de la fecha 2 de D. Antofagasta – Palestino el sábado 1 de abril de 2023. El último partido oficial que pudo disputar. Foto: @mauro.riosc Ecodatos Chile.

En el recinto hospitalario le realizaron una radiografía para descartar una eventual fractura. Fue enyesada y llevada a Antofagasta. Ni la directora técnica, Angie Vega, fue escuchada para agilizar el proceso de revisión. Recién 9 días después, fue que el club tomó carta en el asunto y la llevó a hacerse una resonancia.

Recién 1 mes después de la resonancia, es que la vio un médico. El profesional le dio recomendaciones paliativas que no convencían a Mariana. Buscando más respuestas, fue a un médico privado que le dijo que el tratamiento debería empezar con una cirugía. «La excusa de parte de Antofagasta fue ellos iban a traer el mejor médico chileno para que atienda a Mariana en esta situación, así que iban a traer al médico de la Selección Chilena, un médico que iba a volar desde Santiago de Chile hasta Antofagasta…no llegó el médico que nos ofrecieron. Metimos presión jurídica y sencillamente empezaron largas (excusas)», relata Chistian Morales, abogado de Garnica.

Juan Pablo Morales, gerente de Antofagasta, en conversación con Garnica, se comprometió a hacer las diligencias médicas necesarias.

El tratamiento paliativo que duró un mes y medio no surtió efecto, pues su ligamento seguía roto, e incluso su estado estaba peor. «Yo no iba a seguir perdiendo mi tiempo cuando necesitaba que me operaran (…) en la mutual de Antofagasta no me atendieron», comentó. Recién el día 4 de agosto, 117 días después de su lesión, Mariana viaja a Santiago a tratarse correctamente y comenzar de cero. Finalmente su operación fue realizada el 28 de agosto.

Como estaba sola e inmovilizada debido a la operación, no se le comentó sobre una persona que la cuide y le otorgue la medicación necesaria. «(Me dijeron que) ellos me van a mandar una persona que me va a traer para el hotel, pero que era imposible que me coloquen a alguien para que esté pendiente de mí». Como eso llegó, debió contratar a una enfermera por su cuenta.

Actualmente, Mariana está siendo asesorada por su abogado representante, Chistian Morales, y esperando que se realicen las diligencias para poder viajar a Antofagasta, tener todas sus medicinas y comenzar el tratamiento kinesiológico.

«Mariana ha tenido actualmente 4 días sin recibir su medicación(…) si se le formase un coágulo, si las complicaciones médicas son mucho más fuertes, derivadas de esta falta de atención, incumplimiento del contrato por parte de Antofagasta. Se han violado las directrices de la FIFA para tutela jurídica de lesiones, se ha violado el código sustantivo del Trabajo de Chile, con el accidente laboral que ella tuvo, se ha violado el propio contrato de trabajo que ella tuvo», agrega el abogado.

No solamente le aqueja su físico, si no que también la irregularidad en la que pueda caer al no tener una prórroga de permanencia transitoria que le permita residir en Chile de forma regular para rehabilitarse de su lesión. «Actualmente Mariana se encuentra en situación irregular, porque se ha vencido en dos ocasiones el permiso de trabajo que ella tiene, la primera se le renovó, la segunda ocasión no se le ha renovado. Tenemos una jugadora que encima está de irregular en Chile», finaliza Morales.

“He perdido casi 5 meses y medio de mi tiempo, voy a jugar (recién) dentro de un año, estoy en este país sola. A ellos no les importamos”, remató la portera.

Hoy, a más de 5 meses de su lesión, sigue esperando respuesta por todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *